Páginas vistas en total

jueves, 19 de mayo de 2011

Música culta occidental: género y canon

   Si echamos la vista atrás, veremos que la mujer rara vez ha destacado en algunas de las artes, ya hablemos de escultura, de ciencia o de música. Centrémonos en ésta última.
   Poco sabemos de las mujeres en el mundo de la música. Lo cierto es, no que las mujeres no tocaran música, sino que tocaban en su propia casa. En realidad, la música está llena de nombres femeninos, de hecho, desde la época medieval hasta hoy en día, podemos encontrar más de 4000 nombres de compositoras.
   A lo largo de estos siglos, la mujer se ha ido incorporando paulatinamente en la música. En el siglo XIX, para poder publicar sus composiciones estaba obligada a hacerlo bajo un pseudónimo de hombre, como por ejemplo Jeanine Baganier, compositora francesa que consiguió el primer Premio de Piano del Conservatorio de París, y que compuso más de 60 obras para piano bajo el pseudónimo de Freddy Anoka.
    En España destaca el caso de Blanca Selva, nacida en 1881. Pianista, pedagoga y musicóloga afincada en Barcelona, fue la impulsora de la Academia de la Música de Barcelona.
   No obstante, en los últimos treinta años, se han producido grandes avances en el terreno del valor de la mujer en la música occidental. Incluso las casas discográficas están dedicando actualmente sus esfuerzos editoriales a editar grabaciones de música escrita e interpretada por mujeres y a la edición de partituras de mujeres compositoras.
    En España, fruto de esta eclosión, en Marzo de 2004 se creo en Madrid la primera Orquesta Sinfónica de Mujeres, como imagen de lo que fue la Oquesta Femenina de Barcelona, creada antes de la Guerra Civil e interrumpida por la misma.
   A pesar de esta eclosión en el mundo editorial, aún no se han dado respuestas a varias preguntas como: ¿Por qué no hay "grandes compositoras"? ó ¿Por qué las obras compuestas por mujeres no aparecen en los repertorios habituales de los conciertos?

Eva Fabregat Segarra

No hay comentarios:

Publicar un comentario