Páginas vistas en total

lunes, 21 de febrero de 2011

Evolución de la mujer en el hogar

La mujer en la publicidad siempre ha sido un reflejo de la sociedad del momento.
A pesar de que la situación de la mujer en lo referente a discriminaciones ha mejorado, todavía encontramos situaciones cotidianas en las que las mujeres se ven sometidas a  la esclavitud de la imagen que según el modelo de sociedad imperante y los procesos a los que tiene que someterse para ajustarse al prototipo que se le asigna.


En los inicios de la publicidad, la mujer aparecía siempre como la perfecta ama de casa, joven, etérea, sumisa, madre de sus hijos, encargada de todas las tareas del hogar… mientras que el hombre, el padre de familia, se dedicaba a llevar el dinero a casa y a sentarse en el sofá a leer el periódico mientras las mujeres se ocupaban de sus hijos.
Poco a poco esa imagen se ha ido renovando, y ahora, ya empezamos a encontrar anuncios en televisión donde los hombres también son los que cocinan, limpian o juegan con sus hijos.


Esa evolución en la publicidad, no es más que el reflejo de la evolución personal que ha sufrido la imagen de la mujer en la sociedad. Dicha evolución la podemos ver si pensamos en muchas de nuestras abuelas: ellas son las que cocinan, limpian, compran… y nuestros abuelos los que hacen las pequeñas chapuzas del hogar tradicionalmente asignadas a los hombres.



Pero ahora, fijémonos en nuestras madres. Ellas cocinan, limpian, compran…pero también trabajan. Y nuestros padres ayudan en todo esto, y por supuesto, también trabajan.

Pero si ahora nos fijamos en las parejas más jóvenes, encontraremos hombres que no trabajan pero que se ocupan de las tareas del hogar, o también hombres que hacen las dos cosas. Y, mientras, las mujeres, también trabajan y también se dedican a las tareas del hogar. Ahora son los dos los que lo pueden hacer todo, sin discriminaciones y rompiendo los tópicos establecidos durante tanto tiempo.

Eva Fabregat Segarra

1 comentario:

  1. Es grato saber que la mujer mas conocida como el "sexo debil", ha ido evolucionando a través de la historia, ahora, somos los hombres quienes estamos padeciendo bajo su regimen.

    No me molesta ya que es una de las reivindicaciones mas importantes que debemos de hacer en nuestro quehacer diario.

    ResponderEliminar